Confianza, la base de todas las relaciones. Sin confianza nos costaría tener amigos leales o un matrimonio feliz. Sin embargo, la importancia de la confianza queda en un segundo plano cuando se trata de aumentar las ventas.

No importa tanto si se trata de una compra pequeña, una única compra o un contrato a largo plazo entre empresas (B2B). Cumpliendo las promesas se demuestra en gran medida la confianza, ¿pero qué ocurre antes de ese primer compromiso? Los posibles clientes tienen que confiar en que se vaya a cumplir con las promesas dadas antes de que se comprometan. La mejor manera de conseguir esto es comenzar la relación pronto. Antes de que ellos necesiten comprometerse.

La humanización de la marca

Cada punto de contacto que tengamos con nuestros clientes —y los posibles clientes—, cada charla en la que intervenimos, es humanizada y personal. Desde la primera entrada del blog que se lea, al primer chat, o una reunión cara a cara.

Convertir a los visitantes en clientes potenciales y las consultas de servicio al cliente en clientes permanentes. Adaptar la forma de interactuar en función de con quién se está hablando y construir una relación de confianza. Cada comunicación que el cliente tiene con su marca debe ser personal y sin compromiso.

¿Qué se puede aprender de la humanización de la marca?

La humanidad de la marca viene de dentro. Se debe confiar y dar autonomía al equipo para que estos hagan lo mejor cada día.
Hablar con sus clientes en su idioma. Sin complicar demasiado lo que se está diciendo. Comunicarse respecto a sus metas y desafíos.
Asegurarse de que cada punto de contacto sea positivo. Esto requiere consistencia y el intercambio de los conocimientos adecuados dentro de la empresa.

La verdad

Ser sincero con uno mismo, con los posibles clientes y, lo más importante de todo, con la gente con la que trabajamos. La sinceridad genera confianza. La misma confianza que se va a entregar en las promesas. Confianza en que cuando algo vaya mal se va a dar la cara al respecto. Confianza en que el equipo pueda contar cada detalle de cada tema y que se pueda trabajar con ellos para resolverlo.

Probablemente al leer esto se piense: «lo entiendo, ¿pero de qué manera haciendo todo esto me va a ayudar a aumentar las ventas?». Al igual que con la humanización de la marca, ser sincero comienza desde dentro. Se tiene que hacer esto bien para construir una cultura basada en la verdad. Lo que se verá es que cada estadística, cada documento y cada interacción será 100% verdad. Descubrirá que se crean expectativas que, cada vez, se cumplirán o sobrepasarán fácilmente.

También tiene que estar dentro de la cultura de la empresa. Si se está dirigiendo un equipo, hay que animar y mostrar aprecio por la verdad.
La verdad tiene que fluir por los canales de comunicación. Inculcando la confianza en las personas que están interesadas en trabajar con nosotros.

Por último, hay que establecer expectativas que uno pueda cumplir.

Responder

Su email no será publicadoLos campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*