Uno de los primeros pasos para que la implementación de un sistema CRM tenga éxito es establecer metas que se puedan medir y a las que la empresa pueda aspirar. Estos objetivos deben apoyar la estrategia básica del negocio y ser alcanzables y medibles objetivamente. Habrá que mantener estos objetivos en mente durante todo el proceso de implementación.

Entender de forma conjunta los beneficios CRM

Asegurarse de tener todo el apoyo ejecutivo desde el inicio y durante el desarrollo de todo el proyecto. Esto es absolutamente fundamental y sin él, es casi imposible que la implementación tenga éxito.

Para obtener ese apoyo hay que asegurarse que los responsables entienden lo que el sistema puede y no puede hacer para la empresa. Tenemos que asegurarnos que entienden los beneficios que el CRM puede dar a la empresa sin dar una visión excesivamente optimista del proyecto para evitar decepciones al concluir el proyecto.

Crear un programa de formación y empezar a formar al equipo pronto. Los empleados son un componente clave en el sistema CRM y necesitan la formación sobre los aspectos del sistema que van a utilizar. Por ello es importante empezar con la formación lo antes posible, para que tengan el tiempo suficiente para sentirse cómodos con el nuevo sistema.

Involucrar a los empleados en el diseño

Involucrar a los empleados en el diseño de la implementación. Los empleados son los que trabajan diariamente con las herramientas de gestión y los que establecen la relación con los clientes. En muchos casos, los empleados sabrán qué necesitan de un sistema CRM para que facilite su trabajo y sean más eficientes.

Otro aspecto importante es el diseño de las pantallas de la interfaz de usuario. Debe diseñarse para seguir el flujo de la interacción con el cliente. Los empleados pueden ayudar a decidir cómo se deben diseñar las pantallas de información.

Contratar los servicios de una empresa especializada 

Si el proyecto CRM es complejo es aconsejable que consideremos la contratación de una empresa especializada en este tipo soluciones. Empresas que tenga experiencia en la implantación de proyectos CRM y que pueda anticiparse a errores. Este tipo de empresas tiene equipos que son expertos en el producto a implementar y integraciones con otros sistemas de gestión.

Separar el proyecto CRM en fases

En general, es mejor implementar un sistema CRM en fases, empezando por las funciones más importantes. Lo que hace que tengamos un mayor control del proyecto y una mejor curva de aprendizaje para las personas que utilizan el CRM.

Finalmente, es importante medir, monitorizar y seguir el programa de implantación CRM, tanto en la implementación como después de esta. Lo que permite proporcionar una información importante sobre cómo se está haciendo. Y esto es esencial para el éxito.

Responder

Su email no será publicadoLos campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*