La innovación y las nuevas tecnologías fueron los aspectos que más evolucionaron en la industria del retail en el pasado año. Durante el 2015 las estrategias de negocio giraban en torno a la multicanalidad como base para empezar a mejorar la experiencia en las tiendas online, y también en las físicas.

Estos cambios están ampliando la brecha entre las grandes cadenas y las pequeñas tiendas independientes. Las grandes marcas tienen departamentos de innovación para crear ideas, lanzarla al mercado, analizarla, comprobar que está funcionando y luego iniciarla correctamente, todo esto frente al pequeño distribuidor que no tiene los recursos para competir.

La adopción del consumidor por las innovaciones tecnológicas ha sido el principal impulso para el cambio en el comercio minorista. En los próximos meses, habrá una serie de tecnologías que se desarrollarán aún más, desde las soluciones de pago por móvil, a la realidad aumentada, los sensores beacons y los wearables.

Los sensores beacons también están ganando impulso y refuerzan las funciones de análisis del pequeño comerciante. Los sensores beacons se utilizarán para aplicar las ya establecidas analíticas web pero en la tienda, proporcionando unos análisis detallados con registros del mapa del viaje del cliente que ayuden a los minoristas a comparar tiendas, zonas, analizar el customer journey y comprender la conversión. Hasta ahora estas habilidades han ayudado continuamente a los minoristas en la web a concentrarse en el tráfico y la conversión, y pronto será igual en la tienda. Y los wearables, ya establecidos y listos para desarrollarse, en la medida en que los fabricantes de tecnología ofrezcan mayor funcionalidad wearable, ahora se integran en el proceso de venta al por menor para que los empleados de la tienda mejoren en las operaciones de almacén.

Pero no solo los pequeños comerciantes están bajo la amenaza de estas nuevas tecnologías; los intermediarios se enfrentan a sus propios retos. Los grandes comercios multicanales están invirtiendo mucho dinero en asegurarse de que todos sus canales trabajan juntos para ofrecer una mejor experiencia del cliente.

A pesar de que las tecnologías innovadoras pueden añadir presión a la brecha, también pueden ayudar a los pequeños y medianos comerciantes a evolucionar y ser competitivos. Pueden aprovechar el poder de la colaboración online a través del contenido social, el mapping y la búsqueda.

Ya se sea una gran cadena con gran presupuesto o un pequeño comercio independiente, hay algunos factores que afectan y determinan a todos los comerciantes y son capaces de evolucionar e innovar.

Una comunicación simple y abierta a través del WiFi o 4G puede ser una tecnología básica a tener en cuenta, pero todavía no es una oferta básica en nuestras calles. Sin embargo, es esencial para crear nuevas experiencias.

Hay un enorme ecosistema de partners, empresas técnicas y desarrolladores de aplicaciones que pueden crear experiencias, pero necesitan la comunicación para hacerlo. Hasta que no tengamos unas comunicaciones móviles generalizadas, no llegaremos a la próxima generación de aplicaciones que ayudarán a comunicarse y a generar experiencias.

La innovación estará presente para la mayoría de las tiendas, con las grandes organizaciones invirtiendo para transformar las experiencias de los clientes. Los pequeños comerciantes y los intermediarios pueden continuar aprovechándose de las últimas tecnología, implementándola de la mejor manera posible para que llame la atención de sus clientes.

Responder

Su email no será publicadoLos campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*