Renfe ha puesto en marcha un nuevo programa de fidelización de clientes, cuyo principal objetivo es establecer una relación más cercana y personalizada con sus viajeros. Se llama +Renfe y sustituye al programa Tempo.

Las nuevas tarjetas se lanzan con un sistema de obtención de puntos más sencillo, ya que sólo hay que identificarse como cliente +Renfe al hacer la compra y los puntos se anotarán directamente después de la fecha de viaje. De la misma forma, el paso al siguiente nivel de puntos también se simplifica fijándose a partir de los 1.000 euros de gasto al año.

Una de las principales preocupaciones de la compañía es programar sus servicios con la máxima antelación posible y eso pasa por animar a sus clientes a reservar asientos con la mayor antelación posible, como sucede en el transporte aéreo. A la rebaja de tarifas que incentiva la compra de los más previsores se va a sumar, a partir del 1 de junio, un nuevo sistema de entrega de puntos, canjeables por billetes de tren o por descuentos en servicios de otras empresas, como el alquiler de coches o noches de hotel. A más anticipación y mayor tarifa, más puntos (hasta ahora se remuneraba con un europunto cada euro gastado).

El nuevo programa, +Renfe, reemplazará a Tempo, que ya premia a los viajeros de AVE y larga distancia por elegir el tren para sus desplazamientos. La principal diferencia ahora es que se abre la puerta de entrada a los millones de clientes de Cercanías, así como la creación de una cuarta tarjeta frente a las tres actuales de Tempo. Las previsiones de la compañía pasan por distribuir un millón de tarjetas entre la Básica, Plata, Oro y Premium, frente a los 638.000 clientes de tarjetas operativas en el programa Tempo que cuentan en la actualidad.

Más ventajas para los más fieles

Todos los miembros de +Renfe se van a beneficiar en productos y servicios. De hecho, los clientes de +Renfe recibirán un descuento directo del 50% en el viaje en tren que elijan. Asimismo, el nuevo programa permite segmentar mejor a sus clientes y personalizar la relación con ellos.

Renfe calcula que crecerá más de un 50% la base de viajeros fidelizados y se producirá un incremento del 30% en los ingresos inducidos por estos clientes identificados por la compañía. Y es que, además de programar expediciones maximizando la ocupación, la compañía pretende seguir popularizando el AVE y los servicios de larga distancia: premiar con puntos a quienes cogen el tren de Cercanías cada mañana implicará que prueben la alta velocidad para sus desplazamientos, frente al avión, el autobús o el coche.

Responder

Su email no será publicadoLos campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*